Radar Académico

Veugelers, R. (2016), “The embodiment of knowledge: Universities as engines of growth,” Oxford Review of Economic Policy 32(4): 615-631.

Publicado el 8 de febrero de 2017

Problemática planteada:

Se explora el vínculo entre la innovación y el crecimiento económico. Se examinan los puntos de vista de la teoría económica sobre los impedimentos y las vías para la transferencia de tecnología. Los resultados empíricos se usan para ver cómo la política puede ayudar a apoyar el papel de las universidades en una agenda de crecimiento basado en la innovación.

Temática abordada:

  • Las universidades persiguen tres misiones esenciales: educación, investigación y transferencia de conocimientos a la sociedad. Esta “tercera misión” se considera cada vez más importante y distintiva, en particular a partir de la introducción del concepto de universidades emprendedoras La universidad emprendedora integra el desarrollo económico como una función académica, junto con la docencia y la investigación, vinculando más estrechamente a las universidades con los usuarios del conocimiento y estableciendo a la universidad como un actor económico por derecho propio (Etzkovitz, 1998).
  • Existe una visión estandarizada de la universidad emprendedora y su papel económico, centrado en la transferencia de tecnología, en particular de patentes académicas.
  • El creciente interés en el papel del desarrollo económico de la universidad ha sido alimentado por ejemplos de alto perfil de economías regionales exitosas en las que la contribución de la universidad es clara, como Silicon Valley, el área de Boston y la región de Cambridge y Oxford en el Reino Unido.
  • Los gobiernos de Europa, Singapur y China están tratando de multiplicar los vínculos entre la industria y la ciencia mediante la medición del rendimiento de sus universidades en relación con el número de solicitudes de patentes y de licencias.

Observaciones finales: 

La recomendación política más destacada que se deriva de este informe es que los hacedores de políticas educativas deberían ser más innovadores en su búsqueda de intervenciones políticas eficaces, desarrollando un enfoque de política más sistémico, incorporando las tres misiones claves de las universidades. Otros mecanismos importantes para transferir el conocimiento de la universidad a la industria son los basados en los contactos informales (lazos sociales). Para ello, la movilidad de estudiantes e investigadores entre el mundo académico y la industria es fundamental, sobre todo porque los conocimientos científicos a los que accede la industria son difíciles de codificar y, a menudo, se encarnan en el capital humano.