Radar Académico

Fanelli, S. y Straub, L. (2016), “A theory of foreign exchange interventions,” MIT Department of Economics Working Paper No. 16-02.

Publicado el 15 de diciembre de 2016

Problemática planteada:

Se desarrolla una teoría de la intervención del tipo de cambio en presencia de movilidad imperfecta del capital mediante un modelo de economía pequeña y abierta sujeta a shocks de liquidez. Se analiza este modelo a través de la lente del banco central como planificador social, persiguiendo el objetivo de administrar de manera óptima sus tenencias de bonos extranjeros.

Temática abordada:

  • Se desarrolla un modelo de equilibrio global con dos tipos de economías pequeñas y abiertas: las economías avanzadas, con un fuerte deseo de ahorrar; y los mercados emergentes, que intervienen para evitar la apreciación de sus monedas.
  • Se presenta una economía que está llevando a cabo una política de “flotación administrada”. La lentitud del proceso de ajuste del tipo de cambio responde a que el modelo asume la existencia de un costo fijo que afecta al proceso de arbitraje en el mercado internacional de capitales. Dicho costo fijo deviene en que en lugar de trabajar con la paridad no cubierta de intereses, el Banco Central deba afrontar una nueva condición: la paridad no cubierta ajustada por spreads (Uncovered Interest Parity Spreads). Este supuesto conlleva a que cuando la autoridad monetaria decide modificar la tasa de interés doméstica en un contexto de flotación administrada, el tipo de cambio nominal no ajuste instantáneamente al diferencial entre dicha tasa de interés y la tasa de interés internacional.
  • Se demuestra que en el límite de cero movilidad del capital privado (autarquía financiera), el problema de planificación se vuelve esencialmente análogo a uno de los controles de capital óptimo. Esto parece sugerir que los controles de capital y las intervenciones en divisas son sustitutos. Sin embargo, la teoría aquí presentada sugiere que los controles de capital y las intervenciones de divisas son complementarios: los primeros aumentan la eficacia de estos últimos.
  • Las intervenciones deben ser pequeñas y frecuentes para evitar la especulación. Además, deben ser altamente inerciales y anunciadas previamente para maximizar el impacto en el tipo de cambio contemporáneo.

Observaciones finales:

Se considera aquí al banco central como planificador social de la economía doméstica. Por lo tanto, el banco central maximiza el bienestar de los hogares domésticos a través de todos los equilibrios competitivos que posiblemente puede alcanzar, utilizando intervenciones de divisas. En un modelo con hogares y/o empresas heterogéneas se podría imaginar que las intervenciones tienen importantes efectos redistributivos que podrían amplificar o atenuar la eficacia de las intervenciones.