Radar Académico

Burlamaqui, L. y Kattel, R. (2016), “Development as leapfrogging, not convergence, not catch-up: Towards schumpeterian theories of finance and development,” Review of Political Economy 28(2): 270-288.

Publicado el 15 de diciembre de 2016

Problemática planteada:

Se pretende mostrar que los procesos y las trayectorias de desarrollo se entienden mejor dentro de un enfoque schumpeteriano que dentro de los enfoques ortodoxos y heterodoxos existentes. Se esbozan las características clave del marco schumpeteriano, centrado en el concepto de salto a través de la innovación y las finanzas.

Temática abordada:

  • La “convergencia” y el “catch-up” son, desde una perspectiva schumpeteriana, conceptos teóricamente inadecuados, ya que enmarcan las narrativas de desarrollo de manera similar a la idea de Rostow de un camino lineal hacia algún tipo de equilibrio.
  • El adelanto por medio de la innovación y las finanzas se presenta como un mejor enfoque para analizar las trayectorias de desarrollo.
  • La historia demuestra que la “divergencia” es un resultado más común de las trayectorias de desarrollo; esto es especialmente visible en la última mitad de siglo.
  • El rol de la innovación financiera dentro de este marco alternativo para entender las trayectorias de desarrollo exitosas es esencial.
  • La financiación ya era un elemento central en el análisis de Schumpeter, una elaboración más refinada de su papel vino con Keynes, Minsky y Kregel. Keynes, Minsky y Kregel proponen que los procesos de desarrollo exitosos se acompañen necesariamente de estructuras financieras proactivas y de una sólida gobernanza económica y financiera orientada al financiamiento industrial.
  • Se sugiere que este paquete político e institucional específico permite a los países mejorar continuamente sus capacidades tecnológicas e innovadoras y participar en una estrategia de seguimiento efectiva.

Observaciones finales:

La divergencia, una vez más, es la norma. No existe una frontera tecnológica (o financiera) fija; la competencia misma es un proceso de redefinición y reinvención permanente. El desarrollo en sí mismo es un proceso abierto y sumamente incierto, en el que prácticamente no existen “mejores prácticas”, puesto que son continuamente cuestionadas por las innovaciones y la imitación a menudo es creativa. El salto por medio de la innovación y las finanzas, más que la convergencia o el ponerse al día, es la mejor manera de abordar la historia del desarrollo en general y, especialmente, las trayectorias de los “desarrolladores tardíos” de las últimas décadas.