Radar Académico

OCDE (2016), “The Economic Consequences of Brexit: A Taxing Decision,” OCDE Economic Policy Paper No. 16. April 2016.

Publicado el 30 de septiembre de 2016

Problemática planteada:

Se efectúa un análisis de las consecuencias económicas que tendría la salida del Reino Unido (Brexit) de la Unión Europea (UE). Se pone énfasis en cómo afectaría a los países de la OCDE, y se repasan los beneficios que la UE le ha transferido al Reino Unido y que perdería con su salida.

Temática abordada:

  • El Brexit implicaría un shock que se transmite a través de varios canales. La intensidad de los mismos dependerá de la evolución de las negociaciones políticas y el horizonte de tiempo considerado.
  • El Reino Unido perdería el acceso sin restricciones al mercado único y preferencial y el acceso a 53 mercados fuera de la UE, lo que lleva a mayores obstáculos para acceder a distintos mercados, en particular para los servicios financieros. El comercio bilateral del Reino Unido y la UE se contraería.
  • La conclusión de un acuerdo de libre comercio con la UE, similar a la que existe entre la UE y Canadá, proporcionaría un desplazamiento parcial para el comercio del Reino Unido en 2023.
  • El Brexit generaría un shock financiero más allá del Reino Unido, magnificado por la apreciación de las monedas en relación a la libra esterlina.
  • El acceso al mercado único es importante para la Inversión Extranjera Directa (IED). El Brexit reduciría los flujos de IED, lo que resultaría en una menor inversión de las empresas del Reino Unido.
  • La incertidumbre resultante también deprimiría los precios de activos, afectando la disponibilidad de crédito bancario y aumentando su costo para el sector privado. Un golpe a la confianza también podría llevar a los hogares y empresas a posponer sus decisiones de gasto de forma temporal.

Observaciones finales:

La incertidumbre inherente al Brexit hace que sea difícil cuantificar sus efectos económicos. Varios estudios que incluyen diferentes canales y técnicas de modelización llegan al mismo resultado: el Brexit dañaría la economía británica en un grado considerable. Se estima que el PIB en 2020 sería más de un 3% menor al caso de que el Brexit no prosperara como opción geopolítica, lo que equivale a un costo por hogar de 2200 libras esterlinas (a precios actuales).