Radar Académico

IMF (2015), “Where are we headed? Perspectives on potential output,” World Economic Outlook, Chapter 3: Uneven Growth. Short and Long-Term Factors. International Monetary Fund, Washington, D.C

Publicado el 16 de junio de 2016

Problemática planteada:

Se muestra que el crecimiento del PIB potencial entre economías avanzadas y países emergentes se ha reducido durante los años recientes. En los países avanzados el menor dinamismo comenzó a comienzos de los años 2000 y empeoró con la crisis financiera global. En las economías emergentes el declive se inició luego de la eclosión financiera internacional.

Temática abordada:

  • El capítulo presenta la metodología de estimación del PIB potencial utilizada por el FMI en la actualidad. La NAIRU, la curva de Phillips y la ley de Okun son algunos de los conceptos esenciales empleados en la estimación del PIB potencial, al igual que el uso de una función de producción Cobb-Douglas con rendimientos constantes a escala.
  • El crecimiento del PIB potencial en el caso de las economías avanzas es probable se acelere levemente desde los niveles actuales, aunque es posible que se sitúe por debajo de los niveles pre-crisis. El envejecimiento poblacional y el incremento gradual de la acumulación de capital a medida que se recuperan el PIB y la inversión son dos de los factores claves que explican este hecho estilizado.
  • El crecimiento del PIB potencial en las economías emergentes se espera desacelere debido al envejecimiento poblacional, los débiles incentivos a invertir, y la baja productividad total de los factores.

Observaciones finales:

Uno de los aspectos interesantes del capítulo aquí revisitado consiste en la presentación de un marco analítico/formal que permite evaluar en qué medida las crisis financieras afectan el crecimiento del PIB potencial. Las crisis financieras pueden reducir el nivel del PIB potencial de forma permanente a través de varios canales: 1) la merma en la inversión en bienes de capital ligada a la contracción del nivel de actividad económica; 2) la caída del empleo potencial asociado a la retracción en la tasa de participación laboral; 3) la disminución en productividad total de los factores explicada por la reducción de la inversión en I+D; y 4) la reasignación sectorial de recursos y su injerencia sobre el desempleo estructural.