Radar Académico

Morelli, S., Smeeding, T. y Thompson, J. (2015), “Post-1970 trends in within-country inequality and poverty: Rich and middle income countries”, en Atkinson, A. y F. Bourguignon (eds.): Handbook of Income Distribution, Volume 2A, Chapter 8: 596-693, Elsevier.

Publicado el 7 de abril de 2016

Problemática planteada:

Se examina la literatura sobre tendencias pos-1970 en la medición de la pobreza y la desigualdad de ingresos hasta el año 2010-2011. Se proporcionan medidas de los niveles y tendencias en cada una de estas áreas, así como el examen de las opciones empíricas utilizadas en la medición de la pobreza, la desigualdad total de ingresos, y la desigualdad entre las personas con altos ingresos.

Temática abordada:

  • Las medidas sobre pobreza y desigualdad utilizadas consideran en gran medida los países de la OCDE, utilizando tanto la base del Estudio de Ingresos de Luxemburgo (LIS, por sus siglas en inglés) y los datos de la OCDE más recientes, en particular para los sectores más ricos de estos países.
  • Las medidas de desigualdad y pobreza se basan en una definición y medición común de los ingresos disponibles, así como los ingresos antes de impuestos para los registros tributarios. Los datos de consumo no son lo suficientemente comparables entre países, en tanto la comparabilidad de datos sobre riqueza ha comenzado, pero no es del todo satisfactoria.
  • Mientras que la Unión Europea y algunos estudios de la OCDE consideran índices de privación material, tales medidas no están estandarizadas en el resto del mundo. El ingreso disponible se toma como variable focal para las tendencias generales de desigualdad y pobreza, y los registros de ingresos imponibles para las unidades de presentación de impuestos.

Observaciones finales:

Si bien hubo pocos avances en la reducción de la pobreza relativa en casi todos los países examinados, en las últimas dos o tres décadas, y hasta 2010, los niveles de vida reales para los sectores más pobres denotan cambios significativos. De los 28 países ricos a finales de los años 2000, 17 naciones alcanzaron con éxito los índices de pobreza “de un dígito”.