Radar Académico

Nersisyan, Y. (2015), “The Repeal of the Glass-Steagall Act and the Federal Reserve’s Extraordinary Intervention during the Global Financial Crisis”, Working Paper No. 829, Levy Economics Institute of Bard College

Publicado el 3 de marzo de 2015

Problemática planteada: se analiza la incidencia de la derogada ley Glass-Steagall y la intervención de la Reserva Federal (FED) durante la crisis financiera internacional. Mientras que la ley Glass-Steagall se limitaba solo a los bancos comerciales, la FED hizo extensiva su aplicación a toda institución financiera que derivó en la dificultad de asegurar la protección de un sistema bancario regulado.

 

Temática abordada:

  • Una de las principales características de las respuestas de la FED a la crisis financiera global fue el amplio grado de facilidades que creó para sostener mercados específicos e instituciones.
  • El consenso es que la intervención extraordinaria de la FED se justifica dado el carácter extraordinario de la crisis.
  • La existencia del seguro dado por el prestamista de última instancia presenta problemas importantes para finalizar la separación entre bancos comerciales y otras entidades financieras.
  • Los artículos 23A y 23B de la ley de la FED, que impuso restricciones a los términos de las transacciones entre los bancos y sus filiales, podrían proporcionar un instrumento adicional de protección.
  • La asistencia pública filtró a instituciones no bancarias a través de dos rutas: indirectamente, a través de transferencias entre filiales, y directamente, a través de los servicios de préstamo de la FED creados para diferentes mercados e instituciones.

Observaciones finales: la derogación de la ley Glass-Steagall ha creado un sistema financiero en el que se entrelazan cada vez más bancos y entidades no bancarias. Esta interconexión ha alterado la eficacia de las actividades de prestamista de última instancia. Sin perjuicio de ello, no está claro si las entidades no bancarias que obtuvieron acceso a la FED en medio de la crisis tienen una función social. Por lo tanto, si este debe ser el modelo de la institución prestamista de última instancia en el futuro constituye actualmente un tema de debate. Regresar a un sistema en el que la mayor parte de la creación de liquidez se produzca en los balances de los bancos puede ser la solución correcta.

Link