Radar Académico

International Monetary Fund (2015), “Learning to Live With Cheaper Oil Amid Weaker Demand”, Regional Economic Outlook Update, January 2015

Publicado el 3 de marzo de 2015

Problemática planteada: se presenta un minucioso análisis de las causas y consecuencias de la persistente caída en los precios del petróleo en los países de carácter importador como exportador. Se analiza con más especificidad los países del Medio Oriente y Asia Central que han visto alterado sustancialmente su contexto económico. La respuesta política adecuada dependerá de si un país es un exportador de petróleo o importador del mismo.

 

Temática abordada:

  • Los precios del petróleo han disminuido en un 55 % desde septiembre de 2014, y a finales de noviembre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidió no recortar la producción.
  • Se espera que el impacto positivo de los precios del petróleo en el crecimiento global sea más que compensado por los efectos negativos de varios factores cíclicos y conflictos políticos.
  • La disminución de los precios de otros productos básicos, que algunos países importadores de petróleo exportan (por ejemplo, cobre en Armenia, oro en la República de Kirguistán, e hierro en Mauritania), compensará las ganancias derivadas de importación de petróleo más bajas.
  • Los efectos de segunda ronda de los precios del petróleo sobre la actividad económica podrían debilitar la calidad de los activos, los indicadores liquidez y rentabilidad, aun cuando es probable que la velocidad de ajuste que varíe entre países.
  • Para los países del Cáucaso y Asia Central, el impacto de los menores precios del petróleo se ve agravado por la profundización de la recesión en Rusia, a la que están estrechamente vinculados, y por la desaceleración del crecimiento en China, otro socio comercial importante.
  • En  la mayoría de los países importadores de petróleo las ganancias del menor precio del crudo se ven compensados por otros factores adversos, como el crecimiento más lento de lo esperado de la demanda interna y una perspectiva más débil para el crecimiento en los principales socios comerciales.

Observaciones finales: las ganancias ligadas a la caída del precio del petróleo deberían ayudar a reforzar las posiciones de reservas internacionales en la mayor parte de la región de medio oriente y contribuir a crear defensas para responder a los shocks adversos en el futuro. Los exportadores de petróleo deben tratar con prudencia el descenso del precio del petróleo y ajustar sus planes de consolidación fiscal a mediano plazo a fin de evitar mayor erosión de sus presupuestos y asegurar la equidad intergeneracional.

Link