Radar Académico

Austin, K. (2014), “Systemic Equilibrium in a Bretton Woods II-Type International Monetary System: The Special Roles of Reserve Issuers and Reserve Accumulators”, Journal of Post Keynesian Economics 34(4): 607-634

Publicado el 17 de octubre de 2014

Problemática planteada: se formaliza el funcionamiento del nuevo sistema monetario internacional (Bretton Woods II) en base a un esquema de identidades contables que incorporan el resultado del balance de pagos. Se muestra que si ciertos países obtienen superávit de cuenta corriente a través de la manipulación de sus tipos de cambio (y de la consecuente acumulación de reservas internacionales), la carga de los déficit de cuenta corriente resultantes recae sobre los países “emisores” de divisas utilizadas como reservas.

Temática abordada:

  • El debate teórico sobre los desbalances globales no ha sido formalizado de modo conveniente.
  • Punto a discutir: si estos desbalances globales (esencialmente Estados Unidos versus China) son el resultado de fundamentals económicos o de decisiones de política cambiaria (esquemas de flotación administrada).
  • Se explican las reglas de funcionamiento del régimen de Bretton Woods II y su relación con la política cambiaria, el saldo de cuenta corriente y la acumulación de reservas internacionales. La novedad del nuevo régimen (Bretton Woods II) es que la acumulación de reservas convive con la decisión de fijar la paridad cambiaria respecto de los países emisores de divisas que operan como reservas internacionales (dólar estadounidense) y en comprar libremente reservas por parte de los países en desarrollo para resistir la apreciación cambiaria, sin el acuerdo explícito de quienes emiten dólares.
  • Se presenta el modelo sistémico del régimen de Bretton Woods II. El modelo clasifica todos los países en uno de tres grupos: emisores de reservas (Estados Unidos y Zona Euro), acumuladores de reservas (China, Singapur, Taiwán y ocasionalmente Japón), y un tercer grupo que habitualmente no acumula ni desacumula reservas internacionales a lo largo del ciclo económico (India, Sudáfrica y Brasil). Este tercer grupo administra sus cuentas externas mediante algún tipo de flotación cambiaria: libre, administrada, sucia, etc.
  • El análisis del modelo sistémico incorpora flujos de capitales privados y da cuenta de su interacción con los flujos de reservas y las “guerras de monedas”, apelando a un esquema de identidades contables.

Observaciones finales: el modelo sistémico muestra que el tamaño de los desbalances globales que caracteriza al régimen de Bretton Woods II es resultado de dos decisiones interrelacionadas adoptadas por los países que acumulan reservas internacionales. La primera decisión es fijar el valor de sus propias monedas (paridad cambiaria) en niveles competitivos respecto al dólar, tales que permitan obtener superávit de cuenta corriente. Esto es clave para comprender que los desbalances globales inherentes al funcionamiento del esquema Bretton Woods II son el resultado de decisiones políticas que promueven la acumulación de reservas internacionales y no de flujos de capitales privados que responden exclusivamente a incentivos de mercado.