Radar Académico

Miller, M. and Thomas, D. (2013), “Eurozone sovereign debt restructuring: Keeping the vultures at bay”, Oxford Review of Economic Policy 29(4): 745-763

Publicado el 3 de abril de 2014

Problemática planteada: se identifican mecanismos para evitar crisis de deuda y resolverlos de manera rápida, eficiente y equitativa. Después de considerar dos enfoques (institucional versus contractual) se desarrolla una solución híbrida que combina ambos.

Temática abordada:

  • Desde finales de 2012 el BCE bajo la etiqueta de Operaciones Monetarias Definitivas (OMD), ha actuado como prestamista de última instancia en los mercados de bonos soberanos para evitar una crisis de liquidez.
  • Esta política mejora el mecanismo de transmisión monetaria mediante la armonización de las tasas de interés en toda Europa.
  • También puede ser descripta como una opción de venta de bonos soberanos (Draghi put) con aspectos de riesgo moral cubiertos, en principio, por la condicionalidad fiscal.
  • Dada la analogía entre miembros de la Eurozona que emiten deuda en euros, y países de mercados emergentes que solicitan préstamos en dólares, no es de extrañar que la discusión actual respecto a los problemas de deuda en Europa se traslade a debates anteriores realizados en el Fondo Monetario Internacional (FMI) y en otros lugares sobre reestructuración de deuda soberana.
  • Estos debates se polarizaron entre quienes abogan por soluciones institucionales, especialmente Anne Krueger (2002), quien propuso un mecanismo de reestructuración de deuda soberana, y otros como el Tesoro de los Estados Unidos, que estaba a favor de contratos impulsados por el mercado, incluyendo cláusulas de acción colectiva que permitan la reestructuración sujeta a la votación de la mayoría.
  • La propuesta de Anne Krueger (2002), durante su presidencia en el FMI, se inspiró en los capítulos 9 y 11 del código de bancarrota de los Estados Unidos, pero fue vista como demasiado ambiciosa en un contexto internacional, donde el propio FMI se enfrentaba a una situación de conflicto de intereses, desde el punto de vista de acreedor y juez.
  • La resistencia del mercado puso de relieve la propuesta formal sobre la reestructuración de deuda soberana y con ello la relevancia de soluciones ex-ante a la crisis de deuda soberana.
  • Siguiendo el ejemplo de México en 2003, los estados soberanos reemplazaron el consentimiento unánime necesario para reestructurar los bonos estadounidenses por cláusulas de acción colectiva que se basan en un voto de la mayoría como mecanismo dominante para la resolución de crisis de la deuda ex-post.

Observaciones finales: la reestructuración preventiva de la deuda griega marcó un punto de inflexión, en relación a los posibles defaults de deuda futuros. Las deudas soberanas europeas ya no tienen que ser pagadas en tiempo y forma: con el consentimiento mayoritario de los acreedores, la deuda puede ser reestructurada. El ejemplo griego fue una operación ad hoc que ha dejado muchas cuestiones sin resolver. Otro ajuste fiscal es políticamente muy costoso para cualquier país de la Zona Euro. La amenaza a la salida de la Zona Euro ha disminuido, pero la necesidad de reestructuraciones preventivas y regulares sigue estando vigente (FMI, 2013).