Radar Académico

Hu, D. y S. Xu (2013), “Opportunity, challenges and policy choices for China on the development of shale gas”, Energy Policy 60: 21-26

Publicado el 6 de septiembre de 2013

Problemática planteada: se indaga la política de desarrollo del gas no convencional en China basándose en un análisis de las oportunidades y desafíos que enfrenta el desarrollo de dicha industria, así como las experiencias de los países con una industria desarrollada en la materia y las sugerencias de la Agencia Internacional de Energía.

Temática abordada:

  • Para el año 2020, la seguridad energética, el desarrollo sostenible y la protección del medio ambiente son los principales desafíos que enfrenta China.
  • En cuanto a la esfera de la energía, la revolución del gas no convencional en los Estados Unidos atrajo la atención de China. En la economía norteamericana, la producción de gas no convencional aumentó de 0,32 billones de pies cúbicos en 2000 a 6,84 billones de pies cúbicos en 2011.
  • En la actualidad los Estados Unidos constituye la principal fuente de crecimiento de gas natural y se espera sea un exportador neto para el 2035 (Administración de Información de Energía de los Estados Unidos, 2012).
  • El gobierno chino ha decidido desarrollar este nuevo recurso con el fin de satisfacer la creciente demanda de energía necesaria para su rápido desarrollo económico y social.
  • Con la reserva de gas no convencional más grande del mundo y una enorme necesidad de energía, el gobierno chino ha introducido incentivos para acelerar el desarrollo del mismo, incluyendo los subsidios y la reducción o exención de las tasas o impuestos relacionados.
  • Sin embargo, los retos que se plantean (falta de tecnologías avanzadas, protección del medio ambiente, escasez de agua, entre otros) son anticipados a la realización de la “edad de oro” de la industria del gas no convencional en China.
  • Dada la situación particular y los recursos disponibles en China, tomando como referencia las experiencias de los países con una industria de gas no convencional desarrollada (como los Estados Unidos) y las sugerencias de la Agencia Internacional de Energía, las recomendaciones sobre los pasos a seguir se pueden resumir de la siguiente manera:
    • Permitir a los inversionistas extranjeros obtener derechos de exploración y extracción de gas no convencional podría facilitar la obtención de tecnologías avanzadas.
    • El desarrollo de disposiciones reglamentarias relativas a la protección del medio ambiente puede hacer que los desarrolladores sean más responsables.
    • Promover a los desarrolladores la mejora de la eficiencia en el uso del agua podría reducir el empeoramiento del suministro de dicho insumo clave.
    • Un mecanismo basado en una licencia social para operar podría ser útil en el desarrollo de una confianza mutua y una relación beneficiosa entre la industria del gas no convencional y las comunidades locales potencialmente afectadas.

Observaciones finales: a pesar de la gran oportunidad de desarrollar una industria de gas no convencional, persisten grandes retos (tanto técnicos y sociales como de desarrollo y medio ambiente) para el gobierno chino y el desarrollador externo. Sin las tecnologías avanzadas, sin un cuidado adecuado por el medioambiente, sin el uso responsable del agua, sin una buena relación entre la industria y la comunidad local y/o sus habitantes, el desarrollo de gas no convencional no traerá beneficios, sino mayores problemas ambientales, escasez de agua y una situación social inestable e injusta en el caso de las regiones en desarrollo.