Radar Académico

Naciones Unidas (2013), Desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe. Seguimiento de la agenda de las Naciones Unidas para el desarrollo post-2015 y Río+20. Versión preliminar, Conferencia sobre el Desarrollo Sostenible en América Latina y el Caribe: seguimiento de la agenda para el desarrollo post-2015 y Río+20, Bogotá, 7 a 9 de marzo de 2013

Publicado el 26 de julio de 2013

Problemática planteada: se propone avanzar hacia una visión compartida sobre la orientación y los contenidos principales del proceso de discusión sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y los lineamientos de una nueva agenda para el desarrollo en la región, con la participación de la CEPAL y de los organismos de las Naciones Unidas intentando dar respuesta a algunos interrogantes concretos.

Temática abordada:

  • A tres años de que se cumpla el plazo para lograr los ODM, la comunidad internacional se encuentra en un proceso de reflexión y debate sobre la agenda para el desarrollo pos-2015.
  • La adopción y puesta en práctica de una estrategia para alcanzar el desarrollo sostenible es una tarea global y su éxito solo es posible en un nuevo contexto internacional basado en principios compartidos que den coherencia al sistema de gobernanza mundial.
  • El mundo tiene expectativas respecto de las recomendaciones que el sistema de las Naciones Unidas formulará para avanzar en el cumplimiento de los ODM, considerando que muchos países no podrán alcanzar las metas en la fecha originalmente prevista.
  • Más que a comienzos de la década pasada, hoy es necesario que la nueva agenda para el desarrollo se conciba como una cuestión global, del conjunto de las naciones, y no solo como un problema de los países en desarrollo.
  • La actual crisis financiera y económica en los países desarrollados, considerada la más profunda desde la Gran Depresión, marca el cierre de un ciclo de crecimiento y exige una nueva manera de pensar el desarrollo, abriendo nuevas oportunidades a los países de América Latina y el Caribe.
  • La crisis internacional iniciada en 2008 mostró además las asimetrías frente a la globalización, en un momento en que la igualdad aparece nuevamente como valor intrínseco del desarrollo que buscamos.
  • Los lineamientos de la nueva agenda descansan en el concepto de sostenibilidad del desarrollo.
  • Las numerosas cumbres y procesos multilaterales que han tenido por objetivo pensar y promover una nueva forma de desarrollo (Cumbre del Milenio, Cumbre Mundial de Desarrollo Sostenible, Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo), incluido un cambio de las modalidades de producción y consumo (Proceso de Marrakech), han arrojado resultados prácticos que distan de una verdadera integración de las tres dimensiones del desarrollo sostenible.
  • El examen de los principales indicadores revela que América Latina y el Caribe logró avances importantes hacia el cumplimiento de los ODM, particularmente en las metas de reducción de la pobreza extrema, el hambre y la desnutrición, la mortalidad infantil y el acceso al agua potable.

Observaciones finales: se propone crecer con menos heterogeneidad estructural y más desarrollo productivo, e igualar potenciando capacidades humanas y movilizando energías desde el Estado. Asimismo, remediar las disparidades espaciales mediante sociedades más integradas en torno a dinámicas productivas, con sinergias sociales y territoriales positivas; fortalecer la protección de las personas mejorando tanto los mercados laborales como las transferencias y la gestión públicas; y proteger el medio ambiente, considerando las generaciones venideras. En suma, hay que crecer para igualar e igualar para crecer. En el horizonte estratégico del largo plazo, la igualdad, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental tienen que ir de la mano.

Ver Paper