Radar Académico

Erten, B. y J.A. Ocampo (2012), “Super-cycles of commodity prices since the mid-nineteenth century”, DESA Working Paper No. 110, United Nations

Publicado el 26 de julio de 2013

Problemática planteada: se identifica y distingue entre los súper ciclos de los precios de las materias primas (productos básicos no petroleros) desarrollados por Grilli y Yang (1988) y ampliado por Ocampo y Parra (2010), y los datos de los precios del petróleo utilizados en el World Economic Outlook del FMI, proporcionando información sobre el ciclo reciente de los precios de los productos básicos desde una perspectiva de largo plazo, mediante el análisis de la relación de largo plazo entre los precios de los productos básicos y las fluctuaciones de los ciclos de la producción mundial.

Temática abordada:

  • La reciente crisis económica mundial fue precedida por un auge de los precios sin precedentes en su magnitud y duración:
    • Los precios de la energía y los metales se duplicaron en cinco años a partir de 2003 hasta 2008.
    • El precio de los alimentos aumentó 75 por ciento durante el mismo período.
    • Mientras que en el primer caso, los precios alcanzaron uno de los niveles más altos de la historia, en el caso de la agricultura fue una reversión de las fuertes tendencias a la baja experimentado desde el 1980.
    • La extraordinaria fuerza y duración de este repunte de los precios de las materias primas reflejan la extraordinaria capacidad de recuperación y crecimiento de los principales demandantes de productos básicos, en particular China.
    • Los súper ciclos difieren de las fluctuaciones a corto plazo, siendo restringidos por los factores microeconómicos de dos maneras.
      • Tienden a abarcar un período mucho más largo de tiempo, con alzas de 10 a 35 años, generando ciclos de 20 a 70 años.
      • Se observan en una amplia gama de productos, en su mayoría insumos para la producción industrial y el desarrollo urbano de una economía emergente.
      • La naturaleza de la demanda de estos ciclos implica que los precios individuales de los productos básicos tienden a moverse juntos, con una fuerte correlación positiva (Pindyck y Rotemberg, 1990; Cuddington y Jerrett, 2008).
      • La presencia de súper ciclos de precios de los productos básicos sirve para tomar decisiones productivas y de política pública.
      • Abordar el análisis de los precios de los productos básicos desde el marco de súper ciclos es en sí mismo una innovación importante por encima del análisis más tradicional de las tendencias y cambios estructurales:
        • Esto nos permite analizar el cambio gradual de las tendencias a largo plazo en lugar de asumir a priori una constante determinista o una tendencia estocástica.
        • La evolución gradual de las tendencias a largo plazo ofrece una interpretación alternativa a la hipótesis de Prebisch-Singer, donde existe una dinámica evolutiva que depende de las tendencias mundiales de demanda y los efectos de las innovaciones tecnológicas.

Observaciones finales: la descomposición de los precios de los productos básicos proporciona evidencia para cuatro súper ciclos que oscilan entre 30 y 40 años. Para el total de los productos básicos distintos de los combustibles, estos ciclos se han producido: (1) desde 1894 hasta 1932, alcanzando un máximo en 1917; (2) desde 1932 hasta 1971, alcanzando un máximo en 1951; (3) desde 1971 hasta 1999, alcanzando un máximo en 1973; y (4) durante el episodio pos-2000 que todavía está en curso. Entre los índices agrícolas, la agricultura tropical exhibe súper ciclos con una amplitud mucho mayor en relación a la agricultura no tropical. Para las materias primas no petroleras, la media de cada súper ciclo exhibe una tendencia a ser más bajo que el ciclo anterior, lo que sugiere un deterioro durante todo el período en apoyo de la hipótesis de Prebisch-Singer. Se confirma que las aceleraciones del producto global juegan un papel importante en el impulso de los aumentos de precios de los productos básicos en el mediano plazo.

Ver Paper