Radar Académico

Cline, W. (2013), “Estimates of Fundamental Equilibrium Exchange Rates”, Policy Brief No. 13-15, Peterson Institute for International Economics

Publicado el 26 de julio de 2013

Problemática planteada: se presentan nuevos datos sobre los tipos de cambio de equilibrio en base a un conjunto de variables consideradas como sus “fundamentos profundos” (enfoque de los “fundamentals”). Se toma como punto de partida las previsiones a mediano plazo de los saldos en cuenta corriente del último World Economic Outlook (WEO) del Fondo Monetario Internacional (FMI, Abril 2013).

Temática abordada:

  • Se corrobora que los casos clave de EEUU y China implican una modesta sobre y subvaloración cambiaria con respecto a sus tipos de cambio real de equilibrio (computados en base al enfoque de “fundamentals”). Sin perjuicio de ello, se advierte un contraste con el período 2006-2007, cuando los desequilibrios de las dos economías eran extremos y las correcciones cambiarias necesarias para corregir los desbalances globales eran mucho mayores.
  • El nuevo y principal desajuste identificado en las estimaciones se presenta en el caso de Japón, donde se considera una depreciación de un 10 por ciento.
  • Otros desajustes significativos respecto a los niveles de equilibrio calculados en base al enfoque de los “fundamentals”:
    • Sobrevaluaciones en Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Turquía.
    • Subvaluaciones en Singapur, Taiwán, Suecia, y Suiza.
    • Se incluye la cuestión de si, y en qué momento, podría ser apropiado para Japón y las grandes economías intervenir en sus mercados cambiarios para evitar una mayor depreciación del yen.
    • La discusión también considera el Currency Code of Conduct del G-7 / G-20, y otras naciones líderes.

Observaciones finales: los países ricos con déficits potenciales en cuenta corriente (EEUU, Canadá, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda) fijan un objetivo de mínima para el saldo en cuenta corriente (equilibrio), y las economías emergentes fijan un objetivo de máxima para saldo en cuenta corriente (equilibrio). La premisa es que en una economía internacional más equilibrada, el capital fluirá de los países ricos a los países pobres en lugar de adoptar la dirección inversa. Un resultado importante es que la apreciación de China sería mucho más grande, y la depreciación del dólar de EEUU también debería ser más significativa que la que se solicita desde los Organismos Internacionales.

Ver Paper