Radar Académico

Camús, J.A., LePham, J., Shankar, R. y White, K. (2013), “Strictly Business? An Examination of China’s Natural-Resource Acquisition Strategy in Latin America”, Stanford University Policy Brief, April 2013, Stanford Institute for Economic Policy Research

Publicado el 26 de julio de 2013

Problemática planteada: se centra en la relación de China con América Latina y, en concreto, en su estrategia de adquisición de recursos naturales en nuestra región.

Temática abordada:

  • En el año 2011 China se convirtió en el segundo mayor importador de recursos a nivel mundial (1,74 billones de dólares) por detrás de los EEUU (2,31 billones de dólares).
  • La rápida industrialización del país requiere de una gran importación de materias primas debido a que la oferta interna no puede satisfacer la demanda.
  • Esta limitación estructural obliga a China a depender de los países ricos en recursos naturales para sostener su crecimiento económico.
  • De 1995 a 2011, el comercio anual entre China y los países de América Latina creció un 29,6 por ciento anual, de 4  a 253 mil millones de dólares.
  • Como resultado, China se ha convertido en el tercer mayor socio comercial de América Latina.
  • Petróleo, cobre, hierro y soja constituyen las principales exportaciones de América Latina hacia China, lo que representa el 70 por ciento de las exportaciones totales hacia China en 2011, y proceden de cinco países: Brasil, Perú, Chile, Venezuela y Argentina.
  • China ha utilizado tres instrumentos económicos para lograr un vínculo con América Latina y acceder a los recursos críticos: los tratados de libre comercio (TLC), préstamos para el desarrollo e inversión extranjera directa (IED).
    • China ha utilizado los TLC para reducir las barreras al comercio y abrir el acceso a los mercados.
    • Con el fin de facilitar la adquisición de recursos, China utiliza dos tipos de préstamos: préstamos en infraestructura y créditos con respaldo en energía.
    • Las empresas chinas consideran la IED, fusiones, adquisiciones y joint ventures especialmente atractivas porque permiten a las empresas obtener una participación en la producción futura, que otorga indirectamente a China la posibilidad de reclamar por los recursos latinoamericanos.

Observaciones finales: China se ha basado en tres instrumentos económicos para adquirir los recursos naturales en América Latina: los TLC, préstamos e IED. Teniendo en cuenta las proximidades de la región y la importancia económica de los EEUU, los líderes empresariales y políticos norteamericanos deben aceptar la presencia de China en América Latina y comprender sus motivaciones.

Ver Paper