Radar Académico

Setterfield, M. y Suresh, S. G. (2012), “Aggregate Structural Macroeconomic Modelling: A Reconsideration and Defence”, Trinity College Department of Economics, Working Paper 12-07

Publicado el 19 de febrero de 2013

Problemática planteada: el Modelo Macroeconómico Estructural Agregado (MMEA) es consistente con los principios de la teoría social y, por lo tanto, puede ser utilizado como un enfoque alternativo para el análisis macroeconómico.

Temática abordada:

  • Según el pensamiento económico dominante, los factores determinantes de la economía han de buscarse y encontrarse a nivel de la toma de decisiones individuales.
  • En macroeconomía este pensamiento se ha expresado en el proyecto de microfundamentos.
  • El proyecto de microfundamentos es fundamental para la macroeconomía contemporánea consagrada en los modelos DSGE, como lo plantean Blanchard (2009) y Woodford (2009).
  • El proyecto de microfundamentos es una reacción contra el MMEA, que trata de explicar los agregados económicos en términos de modelos basados en relaciones estructurales y de comportamiento.
  • El proyecto de microfundamentos considera al MMEA una base insuficiente para explicar las variables agregadas, ya que no implica una descripción explícita de las intenciones y acciones de quienes toman las decisiones individuales.
  • Sin embargo, el modelo MMEA no deja de tener sus defensores:
    • Romer (1996) reconoce que los modelos estructurales poseen “consistencia externa” en el sentido que capturan características más destacadas de la realidad, a pesar de que los contrasta con alternativas de “coherencia interna” que se basan en la elección de la teoría de microfundamentos y, por lo tanto, son “totalmente especificados”.
    • Solow (1994) critica el proyecto de microfundamentos desde la teoría neoclásica del crecimiento diciendo que no aporta ningún valor para la teoría del crecimiento y, al mismo tiempo, “atribuye (a la teoría neoclásica del crecimiento) inverosimilitudes y complejidades innecesarias”.
    • Krugman (2000) argumenta que los modelos estructurales no son menos precisos en sus predicciones que los modelos microfundados, mientras que su facilidad de uso brinda la posibilidad de mayores aplicaciones prácticas.
    • La ciencia económica requiere y posee macrofundamentaciones que proporcionan un contexto para la toma de decisiones individuales sin el cual los individuos tendrían dificultades para pensar, comportarse y actuar de una manera ordenada.

Observaciones finales: el MMEA puede ser justificado como herramienta válida de análisis macroeconómico. Se destaca el alto costo de oportunidad ligado a la asignación de recursos de investigación adicionales al proyecto dominante de microfundamentación y, en segundo lugar, se sostiene que la diversidad epistemológica es saludable en la agenda de investigación macroeconómica.

 

Ver Paper