Radar Académico

Borio, C. (2012), “The financial cycle and macroeconomics: What have we learnt?”, BIS Working Papers No. 395

Publicado el 19 de febrero de 2013

Problemática planteada: se describen las características empíricas estilizadas del ciclo financiero, considerando sus implicaciones políticas.

Temática abordada:

  • La noción del ciclo financiero, y su papel en la macroeconomía fue estudiado solamente dentro del círculo de economistas heterodoxos (por ejemplo, Minsky (1982) y Kindleberger (2000)).
  • Las finanzas llegaron a ser vistas efectivamente como un factor que puede ser ignorado cuando se trata de entender las fluctuaciones de la economía (por ejemplo, Woodford (2003)).
  • La crisis financiera que afectó a las economías desarrolladas ha generado una nueva curiosidad por el análisis de los ciclos financieros. Los economistas están tratando de incorporar los factores financieros en los modelos macroeconómicos estándar.
  • El enfoque está firmemente anclado en el paradigma Nuevo keynesiano (modelos DSGE).
  • Se destacan al menos cinco características empíricas estilizadas del ciclo financiero:
    • El ciclo financiero está mejor capturado por el comportamiento conjunto del crédito y los precios inmobiliarios.
    • Es mucho más largo, y tiene una amplitud mucho mayor, que el ciclo de negocios tradicional.
    • Está estrechamente asociado con las crisis bancarias sistémicas, que tienden a ocurrir cerca de su pico.
    • Permite la identificación de los riesgos de futuras crisis financieras en tiempo real.
    • Es altamente dependiente de los regímenes financieros, la política monetaria y la economía.
    • La modelización del ciclo financiero plantea importantes desafíos analíticos para los paradigmas dominantes.
    • Esto sugiere alejarse de modelos compatibles con expectativas racionales, permitiendo de este modo la existencia de incertidumbre endémica.
    • Se sugiere incorporar la percepción del riesgo y las actitudes hacia el riesgo que varían sistemáticamente a lo largo del ciclo, interactuando fuertemente con el aumento y disminución de las restricciones al financiamiento.
    • Para modelar correctamente el ciclo financiero, en lugar de simplemente imitar algunas de sus características superficiales, es necesario reconocer plenamente la naturaleza fundamental de las economías monetarias: el sistema financiero no se limita a asignar, sino que también genera, el poder adquisitivo, y posee vida propia.
    • El principio básico es la construcción de herramientas durante el boom financiero a fin de ser capaz de utilizarlas durante la caída, con el fin de estabilizar el sistema.
    • La prioridad es evitar que un problema de stock resulte en un problema de flujo permanente y grave que pese sobre los gastos y el producto.

Observaciones finales: la aparición del ciclo financiero como un factor relevante plantea una creciente tensión entre el “tiempo económico” y el “tiempo calendario”. El ciclo financiero ralentiza el “tiempo económico”, ya que extiende el período durante el cual los fenómenos económicos se desenvuelven.

 

Ver Paper